Cerradura-Electronica

Cerraduras electrónicas para la oficina

Existe una gran variedad de cerraduras que pueden ser utilizadas para las diferentes puertas de una oficina, sin embargo, los profesionales sugieren las cerraduras electrónicas como la opción más segura.

Cómo funcionan las cerraduras electrónicas

Cualquier cerrajero en Horta puede afirmar que este tipo de cerraduras es el más innovador, y es que su sistema de bloqueo trabaja con corriente eléctrica, además existe la posibilidad de enlazarse al sistema de control de acceso, permitiendo así un mejor control y registro de actividad de los usuarios.

Este tipo de cerraduras dispone de dos piezas básicas, uno se trata de un electroimán, y el otro consiste en una lámina metálica denominada pieza polar o móvil.

El electroimán se instala en el marco de la puerta, y su función es la de un imán a la medida, de manera que la corriente circule por su bobina y permita cerrar la puerta, cuando la bobina deja de recibir la corriente, la puerta se abre.

En este punto, seguramente puede presentarse una duda… ¿Qué ocurre si hay problemas de electricidad? En este caso no hay problemas, porque el sistema de la cerradura electrónica, en los casos de que la electricidad falle, cuenta con una batería de emergencia, por lo que el sistema permanecerá seguro. Sólo debe tomar en cuenta que esta batería debe ser sustituida regularmente, como medida de mantenimiento preventivo.

Tipos de cerraduras electrónicas

Las cerraduras electrónicas han presentado grandes avances, es por ello que su cerrajero de confianza puede explicarle los siguientes tipos de cerraduras electrónicas:

  • Cerraduras electrónicas normales: Son las cerraduras que cuentan con una pantalla táctil a través de la cual se introduce el código de acceso, el cual será difícil de descifrar por un ladrón.
  • Identificación por radio frecuencia: En este sistema no se utilizan llaves metálicas, estas son sustituidas por una tarjeta electrónica, la cual contiene la señal que permite el desbloqueo de la cerradura.
  • Cerraduras con Bluetooth: Este tipo de cerradura tiene un funcionamiento similar al anterior, sólo que en lugar de detectar el ID de la tarjeta electrónica, detecta el ID del Bluetooth, por lo que la cerradura abre al detectar la proximidad del Bluetooth. También cuenta con un sistema de entrada electrónica secundario, en caso de extraviar el móvil.
  • Entrada biométrica: Es un sistema muy seguro, y es que se debe programar previamente la huella dactilar, de manera que con sólo colocar su huella, la cerradura electrónica verificará que es una huella aprobada para ingresar y permita abrir la cerradura.

Beneficios de las cerraduras electrónicas

Este tipo de cerraduras son muy confiables, y sus principales beneficios son los siguientes:

  • No requiere el uso de llaves, por lo que es menos probable que no pueda ingresar a su oficina.
  • Cerraduras muy resistentes, por lo que sufre poco desgaste de uso y tolera la instalación en exteriores.
  • Son perfectamente compatibles para entradas de emergencias.
  • Requiere poco mantenimiento, básicamente realizar el cambio de las baterías de acuerdo a las indicaciones de los expertos.
  • El uso de estas cerraduras es ideal para aquellos espacios en los que exista un gran tráfico de personas.
  • En caso de problemas de electricidad, el acceso continuará seguro con el uso de estas cerraduras.