Clínicas mentales, debe ser un ambiente de protección

Las clínicas mentales son uno de los establecimientos que tienen más riesgos, tanto por la seguridad como de la protección de los pacientes.

Es muy bien sabido que la cerrajería que se instala no se usa para impedir la entrada de ladrones sino como sistema de protección a los pacientes, que atentan contra su vida o la de los demás, por el desorden mental en el que se encuentran.

Los cerrajeros deben ofrecer a la administración de las clínicas mentales o de reposo, soluciones de cerrajería que le facilite al personal una cómoda acceso a las zonas, así como las entradas y salidas de cada área de manera restringida.

Una clínica mental debe tener una planeación de la seguridad en un nivel alto, el cual debe tener total control de quien entra y sale de la institución, los accesos a las diferentes zonas por niveles tanto al personal, pacientes y visitantes, detección de presencia en horarios nocturnos, control perimetral, entre otros controles.

Cámaras de vigilancia

A manera de controlar cualquier situación irregular, el personal de una clínica de pacientes mentales debe poseer visibilidad a cualquier área del establecimiento. Aunque aquellos pacientes que se encuentren en libre tránsito, siempre es vital mantener el control de lo que sucede.

Además de que llevar un registro del comportamiento del paciente, sirve como retroalimentación con los doctores que llevan su caso. Este dispositivo cumple dentro del establecimiento varios objetivos: médicos, protección y de seguridad, por lo que la intervención de cerrajeros profesionales es valiosa para evitar posibles negligencias.

En el mercado se ofrecen cámaras de vigilancias desde muy bajo costo, con solo algún punto de observación, hasta los más complejos sistemas de vigilancia y monitoreo. Todo dependerá de las necesidades de la institución de observar a sus pacientes y la extensión de las áreas.

Cerraduras eléctricas

Las cerraduras electromagnéticas, han sido fabricadas para facilitar la apertura de las puertas. Es lógico que haya pacientes que requieren estar encerrados hasta que reciban el tratamiento debido para su recuperación, el manejo de llaves por el personal es un poco riesgoso, porque pueden perderse o pueden ser atractivas para los pacientes.

Las cerraduras eléctricas pueden eliminar el inconveniente ya que al detonar el interruptor, esta puede permitir la entrada sin mayor complicación. Otra de las cerraduras que pueden ser sustituidas por aquellas convencionales, son las electrónicas, que usan claves o biometría para el acceso a zonas restringidas.

Barreras perimetrales

La vigilancia es muy importante en centros de salud mental, tanto dentro de las habitaciones, áreas comunes, así como en patios y cerramientos exteriores. El mantenimiento de sistemas de seguridad externa es indispensable, más aun si este sistema contempla la intervención de sensores para impedir la entrada de intrusos o al contrario la salida de pacientes que no perciben la realidad de manera correcta.

Un cerrajero tiene participación valiosa en muchas áreas de nuestra sociedad, no solo en viviendas sino en los comercios, escuelas y áreas de salud, solicite servicios profesionales que le garanticen la eficiencia del trabajo de seguridad.