Detectando amenazas y riesgos

A veces la seguridad física de un establecimiento se puede aumentar tan solo aplicando medidas independientes de seguridad, teniendo un poco de cautela en cómo se hacen las cosas y evitando enviar mensajes de tentación a los delincuentes para que te ataquen.

El apoyo de los cerrajeros o profesionales de la seguridad, es elemental para detectar los riesgos que yacen en nuestras propiedades y las posibles amenazas que nos persiguen constantemente.

Es cierto que cada quien sabe lo que vive a diario y lo que necesita para aumentar su calidad de vida, pero el apoyo de profesionales te da un enfoque distinto que tu no percibiste.

Todo con el único fin de hacer que tu propiedad sea más seguro para tus pertenencias, para la permanencia de tus seres queridos y para tu sensación de tranquilidad que necesitas.

La cerrajería es uno de lo puntos más importantes que tocar si se proyecta un buen sistema de seguridad, pero además de estas, se deben complementar con dispositivos y soluciones innovadoras de protección a los inmuebles.

Áreas importantes, operaciones clave y puntos críticos

Existen tres aspectos que  analizar para la creación de planes estratégicos de seguridad y protección. Las áreas de la propiedad, las cuales se pueden dividir, áreas amplias, áreas, las vulnerables y áreas más importantes si hablamos del valor de lo que alojan.

En base a estas áreas, se logran formular un plan de defensa, según su condición, para las áreas con gran extensión instalar dispositivos de sensores o monitoreo que detecten la intrusión.

Para las zonas más vulnerables la cerrajería de alta seguridad es la medida más estratégica, la complementación con personal de guardias de seguridad, que perciban lo que los detectores se les escapo, y viceversa.

Se hace necesario un plan con las operaciones claves, sobre posibles escenarios de ataques, que le orienten al personal encargado sobre la reacción más conveniente para preservar su integridad. Así como al percibir algún hurto, evitar contaminar la escena para que los peritos puedan levantar la información del siniestro.

Información sobre los puntos más críticos de la seguridad de un establecimiento, se debe mantener con mucha confidencialidad y compartir solo con el personal de absoluta confianza. Para no bajar la guardia en horarios o situación de mayor amenaza.

Medidas personales, grupales e institucionales

El mantenimiento preventivo de cada uno de los dispositivos de seguridad, la búsqueda de debilidades que se han generado con el tiempo, y la implementación de medida cada vez más innovadoras que sustituyan las más obsoletas es una acción importante que jamás debe decaer.

El enemigo siempre acecha, esperara que se baje la guardia para penetrar usando tu punto más débil o un aire de descuido. Paralelo al trabajo incansable de la administración de una empresa o institución, está el  servicio de la seguridad física de un establecimiento.

Mantener un nivel alto de seguridad física, no se logra actuando como estatuas, sino evaluando incesantemente en las posibles amenazas que se nos presenten. Cada ataque, cada amenaza nos deja una enseñanza de defensas futuras.