El Cerrajero Malvado

wpid-cerrajero-barcelona.jpgHay personajes que se fabrican de la vida real. Cuando las personas se sienten en desventaja, pueden crear fantasías, maximizando los atributos de otras personas hasta convertirlos en héroes o por el contrario aumentando los defectos de otros para convertirlos en monstruos. Pero esto no necesariamente es la realidad.

Algo parecido pasa con la profesión de los cerrajeros 24 horas que han sido envueltos en una nube negativa, por la acción de malos servicios en años pasados y han quebrantado la confianza de sus clientes, pero aún se siguen cometiendo errores a pesar de los esfuerzos de  profesionales en rescatar su renombre.

Hoy en día los servicios de cerrajería, son realizados por excelentes profesionales, que no solo están dotados de los conocimientos necesarios sino que entienden la importancia de lo es la atención al cliente para el éxito de su negocio y cubrir las necesidades de estos para que aumente la buena reputación en el mercado.

No revela ningún dato

Cuando un alguien se guarda con recelo el conocimiento de algo, puede ser que sea por miedo a perderlo. Los cerrajeros pueden llegar a ser muy callados y reservados con lo que hacen, e incluso en el mismo procedimiento. Pero esto no quiere decir que no sean capaces de hacer eficientemente su trabajo o que estén ensayando con su caso.

Un cerrajero malvado en pleno personaje, es gruñón y no casi no habla con sus clientes. Puede lanzar miradas profundas que alejan a los mirones, para que los dejen hacer sus trabajos tranquilamente. Ni por error un cliente, preguntaría de solo verle la cara a este personaje. Las dudas sobre la cerrajería quedarían sobre la mesa.

Luego de terminar su trabajo y dejar todo bajo control, exige su pago y se marcha sin establecer mayor comunicación con quienes lo llamaron para el servicio. Lo que importa en ese caso, es que se ha marchado luego de que todo está bajo control.

Quiere ganar por la usura

El cerrajero malvado, se aprovecha de la necesidad de las personas, se alimenta de la angustia de quien ha quedado encerrado o de quien necesita sentirse protegido, para llenar sus bolsillos de tales energías.

Algunas veces logra un acuerdo inicial, para que los clientes paguen mucho más de lo que merecen, por haber llegado a tiempo y horas no comunes, a solucionar sus problemas de cerrajería. Pero aunque nadie los obliga, él malvado hace que dobleguen hasta que paguen lo que piden.

Trabajos a medias para que vuelvan a llamar

De manera muy picara, realiza trabajos de baja calidad o mediocres que tiene la seguridad que van a necesitar de su intervención para próximos trabajos. Un cerrajero malvado no hace trabajos de calidad porque si no no asegura próximos trabajos de emergencias.

Estos son los relatos que algunas personas le atribuyen a los cerrajeros, pero que definitivamente pueden tener algo de verdad, pero no son la pura realidad, como cada oficio te puedes conseguir con buenos y malos servidores, pero no se puede meter a todos en el mismo saco.