Elementos que distinguen a un escudo de seguridad

Más por referencia que por cualquier otra razón, hemos incorporado los escudos en nuestras puertas, principalmente para saber que sirven para evitar los robos en nuestras casas.

Los escudos son muy valiosos en lo que a seguridad concierne, y podemos encontrar escudos simples, blindados y acorazados en función al poder adquisitivo, o a la combinación que hagamos con otros dispositivos de protección.

Son ampliamente utilizados en cualquier ámbito, sea doméstico, comercial o automotriz, convirtiéndose en un artículo del que difícilmente podríamos prescindir.

Por ello, es necesario que conozcas cuales son las características que confieren al escudo su carácter seguro, las cuales puedes obtener con mayor exactitud de la mano de cerrajeros u otros expertos.

Ten por seguro que, una vez conozcas esta información, te será mucho más fácil adquirir un escudo para tu puerta, lo que constituye una ventaja para evitar que se propicien toda clase de robos.

  1. La marca

Aunque parezca algo superficial, son muchas las marcas que comercializan escudos, pero no todas las marcas son reconocidas, así que hay que tener mucho cuidado al respecto.

Las marcas Ezcurra, Cisa, Tesa, Yale, y cualquier otra que preguntes a un cerrajero, te serán muy útiles, y si te es posible, examina los catálogos disponibles en las tiendas virtuales y cerrajerías, inherentes a los últimos avances.

¿Por qué decimos esto? Estas marcas antes mencionadas disponen de una garantía de calidad comprobada, de modo que es complicado encontrar alguna dificultad en los escudos provenientes de estos fabricantes.

  1. El factor distracción

Los fabricantes de escudos han establecido a lo largo de los años, diseños relativamente básicos para su estructura, de modo que sean poco llamativos para los ladrones.

Y esto tiene mucha lógica, ya que el diseño de los escudos no destaca por su belleza sino por su eficiencia, aunque han sido pocas las marcas que han agregado distintivos a sus productos, pero esto ya es algo relativamente irrelevante.

En todo caso, además de fabricarse en materiales resistente como al acero y otras aleaciones, el fuerte de los escudos es su carácter disuasorio, que persuade a los ladrones inexpertos y no tanto de intentar vulnerar las cerraduras.

  1. Protección a los bombines

La otra razón por la que los escudos son eficientes es que, protegen al bombín de la cerradura. Te preguntarás entonces ¿para qué sirve todo esto?

Los escudos protegen a los bombines, pues permiten restar visibilidad a la marca del bombín, ya que la realización de métodos de robo como el ganzuado o el bumping, requieren saber de la marca del cilindro para iniciar la apertura del mismo.

Un escudo realmente poderoso, es difícil extraer de las puertas teniendo en cuenta que a instalación del dispositivo se haya realizado correctamente, de modo que el tiempo juegue en contra del ladrón.

Es recomendable integrar a los escudos, dispositivos de pánico, de modo que el ladrón se dé a la fuga fácilmente, pues no hay nada más eficiente contra el robo que un malhechor asustado.