No dudes en llamar si es necesario

Un cerrajero no es solo que fabrica cerraduras, cerrojos o candados para impedir la acción de los intrusos en tus propiedades. Un cerrajero https://cerrajerosgava.org.es/ es aquel aliado que está dispuesto a acudir a tu llamado para sacarte de apuros en cuanto a cerrajería se trata, es como un amigo pero con la diferencia que debes pagarle sus honorarios justos.

El ataque a esta profesión es inminente, es verdad que es justificable por la cantidad de piratería que existe y falta de regulaciones de la profesión de la cerrajería, pero para aquellos que si están ejerciendo de manera legal, la cosa se pone ruda.

Algunas personas por factor de dinero o vergüenza pudieran desistir de solicitar el servicio para solventar penosos problemas pero un cerrajero al tomar estas actividades como oficio sabia en que se estaba metiendo. Así que por descabellado que parezca la situación siempre habrá un profesional que quiera ayudarte.

Un negocio muy lucrativo

Es cierto que dedicarse al negocio de la cerrajería es muy lucrativo. Hay trabajos muy sencillos que se pagan muy bien, requiere de la inversión de herramientas y maquinarias según sea el ramo, que son perdurables y que pagan en poco tiempo la inversión realizada.

Que este negocio avance correctamente radica en la excelente atención a sus clientes, que se sientan confiados y no estafados con los trabajos que se van realizando que garantice posteriores solicitudes.

Nadie quiere estar de guardia mineras otros duermen y descansan en sus casitas, pero los servicios de cerrajería de urgencias sobre todo a deshoras, se pagan bien, aunque sean más complejas de manejar.

Los días de fiestas, los domingos y las horas nocturnas suelen ser las tarifas más elevadas pero tampoco deberían ser inaccesibles, siempre hay que pedir un presupuesto del servicio antes, para que no hayan sorpresas una vez ejecutado el trabajo.

Los riesgos de la profesión de cerrajeros

A manera de entender a los profesionales de la cerrajería, estos son algunos de los riesgos a los que se enfrentan cuando acuden al llamado de sus clientes:

  • Clientes con un nivel de angustia elevado por imposibilidad de entrar o salir de una habitación
  • Escenas de violencia de género, incluso de manera activa.
  • Personas ebrias que más que servicios de cerrajería necesitan ayuda para manejarse

  • Llamados falsos para trabajos con posibilidad de ser bromas o intento de robos
  • Escenas lamentable con fallecidos, en donde la actuación policial es fundamental
  • Situaciones de riesgo por incendio o actividad sísmica donde se han quedado trabadas las puertas.
  • Personas con carácter difíciles o que se rehúsan a pagar las tarifas fijadas por los trabajos realizados

Estos son solo algunas de las anécdotas con los que los cerrajeros se pueden encontrar todos los días, claro no todo es negativo pero las posibilidades son muy altas de que sean complejas para manejar.

Cualidades y habilidades que deben tener

Hay características en la personalidad de alguien que son necesarias no solo para llegar a ser un buen cerrajero sino para cualquier trabajo desempeñado, porque facilita las relaciones interpersonales haciendo que fluyan los conflictos y se resuelvan satisfactoriamente.

  1. Un cerrajero debe ser una persona honesta, de allí depende que se pueda ganar la confianza de sus clientes, esta profesión depende enormemente de este valor.

  2. Además debe ser una persona responsable y amable, obviamente a nadie le gusta ser maltratado cuando recibe un servicio, estando consciente que podrá garantizar que el trabajo quede en perfectas condiciones.

  3. Obviamente todo cerrajero debe contar con un conocimiento técnico para que la realización de sus trabajos sea eficiente y no se conviertan en una muestra de ensayo y error, resultando que los sistemas de seguridad instalados queden con desperfectos.

  4. La discreción es una característica muy valorada entre los cerrajeros. Cuando un profesional visita una casa debe permanecer de manera confidencial lo que ve, para evitar informaciones que afecten la vida personal de sus clientes e incluso su seguridad si se llegase a divulgar fragilidades en sus edificaciones.

Un negocio de productos y servicios

Como ya se dijo anteriormente contar con un cerrajero no es solo comprar lo que se fabrica sino con una serie de servicios que se han generado como respuestas a las necesidades de la población.

Los servicios de urgencias son trabajos que son irrenunciables para cualquier profesional de la cerrajería que desea ser exitoso. No puede limitarse a ofrecer productos de seguridad como un simple vendedor sino que debe garantizar su instalación y su correcta operatividad.

Un verdadero emprendedor sabe que dedicarse a ser cerrajero es cubrir muchas áreas de la seguridad física, aunque es muy bien valorado ser especialista en un sector en particular, como la automoción, la seguridad de viviendas o comerciales entre otras.

Un cerrajero está allí para eso, para ayudar cuando sea necesario. Como cualquier otra profesión merece respeto y un trato amable de parte de su distinguida clientela.

Es necesario verificar certificaciones

Cuando se solicita un servicio de cerrajería es necesario que se solicite a profesionales que tengan debida licencia para ejercer la profesión, para no seguir fomentando el trabajo pirata y la posibilidad de tratar de con delincuentes.

Recurriendo a los listados datos de contactos de cerrajeros registrados formalmente en los gremios de cerrajeros, o porque por experiencia comprobada de talleres o tiendas especializadas en seguridad te garanticen de algún modo su validez.

Un buen cerrajero se enfrenta a diario con situaciones complejas no subestimes la tuya, siempre habrá un aprendizaje para ellos y una ayuda para ti.