¿Qué pasaría si no existiesen las cerraduras?

Es una pregunta que no nos realizamos con mucha frecuencia, pero que sin duda nos hace cuestionarnos sobre lo importante que es la seguridad para nuestras vidas.

No toda la vida existieron las cerraduras, pero la cuestión es que la presencia de estos herrajes es lo que nos distingue de ser personas civilizadas, que a un animal racional que se cree con derecho a todo.

Lo que si debemos rescatar es que nuestra vida no sería la misma si las cerraduras dejasen de existir repentinamente, ya que el mundo no es el mismo que el de antes de crear una cerradura y sus respectiva llave.

Llama la atención la forma en la que ha evolucionado la cerrajería, desde cerraduras de madera, hasta lo que conocemos hoy, esperando que en futuro existan otras tecnologías de seguridad más eficientes.

Pero, de vez en cuando hay que considerar que pasaría si no dispusiésemos de cerraduras, y así aprender a valorar el concepto de la seguridad y protección en nuestros entornos, para ser más previsivos de ahora en adelante.

  1. No existiríamos como sociedad

Pese a que las personas que vivían en la época pre-cerrajería eran menos tendientes a perpetrar robos, no significa que no existiesen personas codiciosas y envidiosas del bien ajeno.

Los robos continuos no darían tregua, y la ira de los involucrados iría a tales dimensiones, que seguramente ya nos habríamos exterminado antes de realizar logros extraordinarios como la revolución industrial, las migraciones a las zonas de mayor adelanto, y los avances tecnológicos.

El mundo sería un completo caos, de modo que, en algún momento alguien ya exhausto de todo este desorden ya habría ideado un mecanismo que impidiese los robos, por ejemplo, una cerradura.

  1. No existirían los cerrajeros

De no haber cerraduras, no existirían los cerrajeros económicos en poblenou que consideramos importantes en el mundo actual, lo que evidencia el crecimiento de esta profesión en conjunto con la evolución de nuevos y mejores dispositivos de seguridad.

Por supuesto, tampoco existirían los métodos de robo intrincados que observamos en la actualidad, lo que nos deja ver que nuestra vida sería más simple, pero a la vez más primitiva.

Así que, cuando las cerraduras en tu casa fallen, recuerda que hay un especialista esperando que le contactemos para resolver nuestros problemas de seguridad, claro está, teniendo en cuenta que sea un cerrajero certificado https://cerrajeroselguinardo.es/ y de buena reputación.

  1. El mundo sería menos avanzado de lo que es hoy

El tratar de luchar por cosas básicas y proteger las que se han obtenido, hace ver que seríamos menos avanzados como sociedad, sin tocar el extremo de la no existencia como sociedad.

Los avances tecnológicos no se habrían iniciado, las diferencias entre estratos sociales no se verían muy marcadas, ya que los más poderosos no tendrían como proteger sus bienes del robo.

Ahora volvamos al presente. ¿No es acaso la cerrajería un factor clave en la seguridad de nuestros bienes? No pospongas las labores preventivas de seguridad en tu casa, y disfrutarás de tus bienes por más tiempo.